miércoles, 16 de abril de 2008

RETRATOS DEL MÁS ALLÁ

Decir que esta especie de “Cosas que hacer en Tokio cuando buscas fantasmas”, con ínfulas de “Lost in Translation” y regusto a “Lo que la Verdad Esconde” es mala, sería hacer un favor al director japonés de “Infection”. Lo cierto es que nos hallamos ante la peor versión americana del enésimo cuento imposible asiático.

TITULO ORIGINAL Shutter
AÑO 2008
DURACIÓN 85 min.
PAÍS USA
DIRECTOR Masayuki Ochiai
GUIÓN Luke Dawson
MÚSICA Nathan Barr
FOTOGRAFÍA Katsumi Yanagishima
REPARTO Joshua Jackson, Rachael Taylor, James Kyson Lee, David Denman, John Hensley, Megumi Okina
PRODUCTORA Regency Enterprises / Vertigo Entertainment




“Las fotografías de espíritus llevan con nosotros desde el siglo XIX, es decir, desde que se inventó la fotografía. Son manifestaciones del más allá que necesitan dar un mensaje. Si no, ¿qué sentido tendrían?”.

¿Inspirar a guionistas mediocres? ¿Rentabilizar otra historia de fantasmas en el cine? ¿Amedrentar, por no decir “acojonar”, a los que encuentren manchas blancas en los revelados de sus fotografías?. Al margen de estas contestaciones, las más interesantes de un lamentable lote que se me acaba de ocurrir a voz de ¡pronto!, la verdadera respuesta habría que buscarla en la tendencia del cine asiático a unificar sus creencias ancestrales, -entre las que se encuentra la existencia de espíritus-, con la irrupción de las nuevas tecnologías. Así, los primeros habrían de llegar hasta el mundo de los vivos a través de cintas de vídeo (The Ring), teléfonos móviles (Llamada Perdida), transplantes de órganos (The Eye. Visiones), o ¿por qué no? desde instantáneas tomadas con una cámara digital. Un aspecto al que se suma el atractivo de las versiones americanas, acercando los diversos productos orientales de espectros estáticos y vengativos que amenazan a los humanos que no pueden escapar de su destino, a un público familiarizado con la fenomenología dinámica de los “poltergeists”... Y la mezcolanza de culturas en aras del horror, funcionó. Funcionó hasta el punto de que todo lo que sabe a terror asiático ha sido estudiado, copiado y perpetrado siguiendo unos inamovibles clichés que, hace tiempo, comenzaron a aburrir.



La película que hoy comentamos, lejos de ser una excepción, se gana a pulso el premio al peor remake del enésimo cuento imposible asiático para no dormir. Basada en una cinta tailandesa, Shutter, del año 2004, que batió el récord de ingresos en las salas de su país, Retratos del Más Allá es una producción estadounidense, con director japonés, y actores principales americanos, que nada –fuera de una considerable pérdida de tiempo-tiene que ofrecer al espectador europeo; ése que ya empieza a pensar que este tipo de historias se pueden definir con la coletilla que, tradicionalmente, se ha venido aplicando a las películas porno, y que no sería otra que la de: Vista una, sobran las demás.

Masayuki Ochiai, conocido cineasta del género, incumple con el principio básico de “dar miedo”, que es sustituido con pretensiones de sensual dramatismo, burdos análisis psicológicos del forastero que reside en otro país, y por la equivocada, absurda y tediosa solemnidad que se imprime al planteamiento de un producto que irá destinado, principalmente, a los adolescentes. Fiel a un estilo que antepone los desnudos, la narración fílmica pausada hasta la exasperación, y el gusto por el melodrama que ya impulsara en proyectos como Parasite Eve (1997), deriva, en la que es su primera película americana, hacia un insólito patetismo encaminado a la pseudo-profundidad de una historia que sólo es concebida con una ración doble de palomitas.




El guionista, por su parte, un debutante obsesionado por los mangas japoneses, olvida –o no sabe- que las conexiones explicativas que desarrollan el argumento siempre han de ser posteriores a los acontecimientos. Adelantarlas de manera explícita, sin ni siquiera tener la decencia de enmascararlas en indicios improbables o en frases que sólo serán percibidas por los más avispados, delatan una preocupante falta de imaginación, incitante a la ofensa.
Ni que decir tiene que los llamados “momentos culminantes” de una película de terror, se inventan, -se reinventan, de ser necesario-, y no se limitan al plagio de refritos de otras cintas que funcionaron en taquilla. Ya no nos asustan las imágenes inquietantes e intermitentes que son recortadas en medio de la carretera y en plena noche. Nos vacunamos con el autoestopista ochentero que creó Spielberg para un episodio de Historias de la Cripta, en el que el atropellado dedicaba su tiempo post-mortem a perseguir a la atropelladora con la irrisoria e inolvidable sentencia de “gracias por el viaje, señora”. Tampoco tememos las figuras que, sentadas en una silla y de espaldas a la cámara al más puro “savoir faire Hitchcockriano”, girarán sobre sí mismas, no para descubrir el rostro enigmático de James Stewart, y sí el de un ser –llamémosle- menos llenos de vida. Nos vacunamos en una escena protagoniza por la adorable Naomi Watts, perteneciente al remake de The Ring. Y, por supuesto, esas “cosas reptantes” –en otra vida, mujeres- que pasan del suelo a las paredes para ser introducidas –por motivos que desconocemos- dentro de un cuadro, dejaron de impresionarnos en la ¿octava entrega? de La Maldición.



De poco –de muy poco- le ha servido al director de fotografía, Katsumi Yanagijima, la “inspiración” que fue a buscar a una exposición sobre fotografía y ocultismo en el Museo Metropolitano de Arte de Nueva York, ya no para captar las “imágenes del más allá” (título con el que se conoce este bodrio en Méjico), sino para capturar el más mínimo atractivo de la impresionante ciudad de Tokio, que es mostrada con el mismo entusiasmo de quien rueda en el callejón sin asfaltar que hay cerca de mi barrio. Por no hablar de la insulsa y repetitiva partitura que, inexplicablemente, pertenece al creador de la banda sonora del Grindhouse de Rodríguez-Tarantino; o de la interminable sucesión de planos que hace descender un vehículo por un improvisado precipicio, para situarlo frente a un árbol que se encuentra a medio metro de la calzada que lo despidió.

¿Seguimos enumerando desatinos?, Mejor no. Acabo de recordar a aquella especie de novio que tuve un vez.... y creo que un espejo y una Polaroid podrían explicar este insistente dolor en el cuello....

34 comentarios:

M.I. dijo...

Ha sido curioso, muy curioso.... Empecé a escribir sobre "Retratos del Más Allá" y pensé que, realmente, no tenía nada que decir de esa película. Entonces, ¿por qué es esta crítica tan larga?.
No lo sé, ya lo pensaré cuando la lea, jajajaja.

Carlos Serrano dijo...

Yo ya vi la peli original tailandesa y era un bodrio, asi que esta ni tocarla. Eso si, tengo en mi lista la de Parasite Eve, aunque porque creía que estaba inspirado en el videojuego del mismo título (o será al revés?)

En fin, solo puntualizar que esto de las cosas raras con las fotos es verdad, al menos yo h esido testigo. Y de hecho no es nada extraordinario, estas cosas pasan en todos lados. Me explico: haciendo fotos siempre acaban saliendo cosas raras...no es que diga que sean fantasmas, pero cosas inexplicables son habituales. Ahora ya depende de que cada uno le de una explicación a lo que sale en las fotos...

Ivan aka Imazur2002 dijo...

Bufff..que pereza me da esta peli, ya sabes que opino de los remakes asiáticos, buenos no hay ni uno, quitando un par de decentes (the ring, dark water), el resto nada de nada, bajo mi punto de vista.
Shutter, la original, me dejó una sensación distante, contenía ciertas ideas visuales de poderosa fuerza, pero como conjunto era normalita, tirando a bastante floja. Lástima que los buenos slashers como "To sir with love" que se crean en Asia, no los traigan nunca.
Saludos, y gran reseña pese a la mediocridad de la propuesta!! XXDD

M.I. dijo...

Ésa es otra.... películas que, en versión japo, son buenas, en el remake americano se quedan a medio camino. Miedo da imaginarse los remakes de las que, en origen, ya son malotas, tipo "Llamada Perdida".

"Parasite Eve" me llegó por casualidad. Muy superior a este bodrio, y ya con el estilo habitual del director japones: desnudos, lentitud, tendencia al drama.

En cuanto a las fotos, a mí me ha pasado. En el año 92 y en el 95, muchas de las fotos tomadas en determinados actos sociales, quedaron llenas de manchas blancas. La gente me dio mil explicaciones, pero yo pensé en espíritus. Soy así de simple, jajajaja.

Muchas gracias, Iván.
A mí con las pelis asiáticas, por muy buenas que sean, me pasa una cosa: que me pierdo, porque soy incapaz de distinguir a los actores. Que nadie piense que éste es un comentario racista, por favor. De hecho, sólo es un comentario destinado a mostrar mi torpeza en este sentido.

Carlos Serrano dijo...

A mi con el cine oriental tengo un problema cultural, ya que lo que he mamado es el cine americano y eso es lo que me mola. Las pelis lentas, contemplativas, estáticas (me encanta este adjetivo!) no me van.

Como cantaban los No Me Pises Que Llevo Chanclas: "Ay que ver que lejos esta japónnnnn"

M.I. dijo...

Por eso te gusto yo tanto, porque yo sé aplicar los adjetivos muy bien, jajajaja.
Las películas de terror japonesas son lentas, contemplativas y estáticas porque ellos perciben así el mundo espiritual. Para ellos, los espíritus miran desde lo alto de un armario con caras blancas y ojos negros. No dicen nada, sólo observan. Por eso las copias americanas unen esta concepción al tema de los fenómenos paranormales, cosas que se mueven, sucesos inexplicables, para acercarlos a un público más familiarizado con ese ritmo espiritual.

Carlos Serrano dijo...

Bueno, también los japoneses han copiado de lo lindo, Tokyo Snuff, por ejemplo, es un copia del estilo Giallo italiano o La Venganza Sangrienta de Aki.

La moda de los fantasmas con el pelo negro sobre la cara (jajaja) es una plaga. Pero bueno, que pensanrán ellos de nuestro bodrios protagonizados por Paul Naschy!!!

De hecho el cine oriental ha plagiado muchas cosas del occidental.

Dos Hermanas, la peli coreana de las niñas gemelas, es un plagio de El Otro de Robert Mulligan (solo cambia que en la peli americana eran niños, no niñas) pero lo más cachondo es que los americanos ahora hacen el reamke de Dos Hermanas!

Y para quien se fije bien The Ring es un calco de Al Final de la Escalera, la peli protagonizada por Georg C. Scott. En ambas pelis el secreto y el desemlace son los mismos!

M.I. dijo...

Jajajajaja, de The Ring ya me había dado cuenta, y no he visto la copia de la peli de Mulligan. Pero seguro que te has dado cuenta de que Shutter es una mala copia de Lo que la Verdad Esconde, la peli en la que Ford era el malo.

Carlos Serrano dijo...

AH, pues de eso no me di cuenta. Sobre todo, lo confieso, porque Shutter acabé por ir pasándola con el mando hacia delante de lo malita y aburrida que era. Asi que ni me di cuenta de eso...tampoco LO QUE LA VERDAD ESCONDE me parece una maravilla asi que no podria haberlo descubierto ni habiendo visto Shutter con tranquilidad!

M.I. dijo...

La temática es idéntica, y Lo que la verdad... es anterior a Shutter.
Espíritu que se aparece a una mujer para darle un mensaje, ¿qué mensaje?.... ¡¡Si es que hay que tener cuidado con las ex-novias!!, jajajaja.
En cualquier caso, Lo que la verdad... está muchísimo más elaborada que las otras.

Cinéfilo7 dijo...

Todo fue por culpa de the ring, como tuvo tanto exito pues las demás no iban a ser menos, asi que si quedan algunas por hacer su remake, se haran, y yo sufriré.
saludos!!!!!!!!!

Ivan aka Imazur2002 dijo...

El cine asiático no es solo lento y pausado, eso es una falacia total. Que aquí nos lleguen solo esas no significa nada. Y yo considero que por mucho que Japon este lejos, que no hayamos crecido con ello no significa que por ser lejano sea menos fascinante.
La clave no es el ritmo, sino la mirada. A mi si os soy sincero, "lo que la verdad esconde" me pareció una bazofia peor aún que Shutter, lo digo en serio.
Por cierto, el desenlace de "The Ring" y "Al final de la escalera" es el mismo???? XXDD

Yo es que si me tocan el cine asiático enseño las uñas, jajaja.
Mil veces mejor que cualquier cinematografía mundial en la actualidad, sobretodo el cine Coreano, no se hace mejor cine en todo el planeta ahora mismo
Y del clásico bueno...depende del nivel de profundidad y espiritualidad de cada persona insisto.
Saludos

Ivan aka Imazur2002 dijo...

Y lo de "Dos hermanas" con la de Mulligan es como decir que "Jack el Destripador" es un remake de "M, el vampiro de dusseldorf", absurdo en mi opinión, y encima llamarlo plagio...vaya tela.
País..

Carlos Serrano dijo...

Has visto EL OTRO?

Ivan aka Imazur2002 dijo...

Hombre, si lo digo es porque la he visto, of course. "El otro" es una película sublime, un retrato de la infancia desde un punto de vista de macabra poesía, cercano al Jack Clayton de "Suspense" o a "La noche del cazador", retratos que nos presentan el mundo infantil como un lugar lleno de inseguridades y miedos. El lo que coincide con "Dos hermanas" es...en dos hermanos/as en una casa familiar, el retrato de la película coreana es puro surrealismo de entes amenazantes, típico del folklore asiático. En el cine casi todo se parece, pero de ahi a llamar plagio a algo hay una gran diferencia.
No todo filme de casa victoriana es un plagio de "Suspense", no todo filme de un tio matando "charlies" en la selva es Rambo, ni todo filme de vampiros es Dracula.

En realidad, la historia de "Dos hermanas" se basa en una leyenda tradicional coreana, y ya fue llevada al cine en cinco ocasiones antes de los 70. "El otro" es del año 1972, quizás...Robert Mulligan era aficionado al cine asiático...

Saludos

Carlos Serrano dijo...

ATENCIÓN SPOILERS!!!!!

Bueno, yo creo que ambos films tienen el mismo argumento (hermanos gemelos que resulta que uno de ellos esta muerto en realidad pero que no se sabe hasta el final mega-sorpresa), por lo tanto plagio, copia, mimetismo. Dos pelis con el mismo argumento, con el mismo final sorpresa. Además dos pelis de terror.

Lo dicho, clonación asiática.

Ivan aka Imazur2002 dijo...

Repito, la historia de Dos Hermanas se basa en una antigua leyenda coreana que fue llevada al cine 5 veces antes de la creación de "El otro" de Mulligan, con lo cual no puede ser un plagio hombre!, si un caso quizás Mulligan fue el que plagió la antigua leyenda o tuvo acceso a alguna de esas versiones antiguas de la leyenda.
De clonación asiática nada, al menos no de un filme americano. Y clonaciones ha habido siempre, en el cine ya queda poco espacio para la originalidad.
Saludos!

Carlos Serrano dijo...

Bueno, esto es como las discusiones sobre si REC plagia EL PROYECTO DE LA BRUJA DE BLAIR, o sobre si LOS OTROS plagia EL SEXTO SENTIDO o sobre si EL ARTE DE MORIR plagia SE LO QUE HICISTEIS EL ÚLTIMO VERANO...

Al fin y al cabo lo malo no es plagiar, lo malo es que se hagan malas pelis. Dos Hermanas parte de plagio es una mala peli. Asi pues el debate sobre el plagio es meramente anecdótico. Pienso yo.

Ivan aka Imazur2002 dijo...

"Dos hermanas" es una buena película. Una reflexión metafísica sobre el apego emocional hacia nuestros seres queridos enmascarada de película de terror, con toques de surrealismo. Junto con "Ringu", "Dark Water" y "La maldición" (añadiría en término secundario alguna otra como "The eye"), las mejores películas de terror asiático de los últimos años. Luego llegaron las más malas, eso si, pocas salvables.

M.I. dijo...

Jajajaja, yo no voy a decir nada, que no sé por dónde entrar en el tema....

Ivan aka Imazur2002 dijo...

Entra por el tema que tu eres "la maldición" de alguno que otro en el foro que tu y yo conocemos XXXDDD.
es broma!!
Saludos!

M.I. dijo...

Jajajajaja, te puedo asegurar que soy "la maldición" de más de uno en más de un foro...

A ver...
Por encima de géneros y de películas buenas o malas, existe lo que se llama tener o no tener decencia. Es decir, hay directores, como el de La Noche es Nuestra, que no duda en manifestar su pasión por algunos directores y explicar por qué los quiere imitar. A eso se le llama tener decencia, porque, realmente, lo que están haciendo es un "guiño cinéfilo". Hay guionistas que reconocen estar influídos por tales o cuales autores, y a eso se le llama decencia. Y hay otros que pretenden vender como "original" lo que parte de una idea plagiada.
Pero, ¿quiénes lo hacen?. A veces, no es tan fácil identificarlos, y de ahí que este debate pueda seguir durante varias semanas.

Sé que soy demasiado diplomática, pero es que debatir en tu propio blog no tiene morbo, no puede aparecer ningún moderador airado diciendo eso de "o te portas bien, o te vas", jajaja. De aquí no me puede echar a nadie, y yo no echaré a nadie.

Carlos Serrano dijo...

Es que en realidad plagiar no es el problema, De Palma lleva toda la vida plagiando a Hitchcock pero eso no le impide hacer buenas pelis de vez en cuando, pese a ser plagios. Pero bueno, al menos De Palma tiene la decencia de admitir sus plagios.

Andres Pons dijo...

Un filme horroroso.

Möbius el Crononauta dijo...

Vaya, realmente hay que ser un acérrimo del género para ir a ver todas las cosas que están copiando a lo que sale de Japon, que ni sé si allí seguirá teniendo tirón.

Pues si tuviste un novio tan malo como la película este lo debiste pasar mal! La próxima vez buscate un Ciudadano Kane! jaja.

Saludos

Perse dijo...

Teníamos pensando verla a pesar de que no somos fans del cine japonés, pero al final el sábado nos echamos atrás. No sé, no terminaba de convencernos....

iván dijo...

¿Tú te portaste tan mal, tan mal, tan mal con un ex-novio?
Cuenta, cuenta, ¿qué le hiciste al pobre hombre?

M.I. dijo...

Jajajajjaa, lo asesiné, lo descuarticé y lo enterré en el jardín de mi casa. Ahora se le aparece a mi marido para advertirle de que no soy lo que parezco, sino todo lo contrario, jajajajaja.

Perse.- Una sabia elección la de no ir a verla. Creo que hasta la imbecilidad ésa nueva de Javier Cámara es mejor. Esto es, como dice un experto en el género (Andrés Pons), un filme horroroso.

Möbius, no, jajajaja, no, que no tengo yo vocación de esposa cornuda de nadie, no quiero Ciudadanos Kanes en mi vida ni aun por su dinero.

Carlos, yo no considero a De Palma un plagiador. Es un director que bebe de las fuentes directas de otro gran director, y que siempre ha tenido admiración por él. Pero es éste un eterno debate en el que mucha gente piensa como tú. Yo, no :)
Para mí, ni siquiera es un plagio lo que hace Almodóvar en Mujeres.... (por cierto, feliz 20 Aniversario), cuando consigue una toma a través de una gafas que hay en el suelo (recuérdese Extraños en un Tren). Esto es, en toda regla, el guiño de un gran director-cinéfilo como es Almodóvar.
Un plagio, súper plagio es lo que hacen los responsables de Plan de Vuelo Desaparecida, al copiar algunas resoluciones (véase el dibujo del corazón que hace la niña en la ventanilla del avión) de Alarma en el Expreso.

Carlos Serrano dijo...

Hola M.I.

Ya he terminado el nuevo número de mi fanzine, incluye tus textos. Te lo mando por email para que veas como ha quedado!

iván dijo...

¡Bruja mala persona! que colaboras hasta con el último mono y conmigo no!

M.I. dijo...

Muchas gracias, Carlos.
Jajajaa, Iván, qué cansino sois a veces....

Capitán Spaulding dijo...

lo que no dejo de preguntarme es qué leches hacen por ahí Matt MacNamara y Roy... lástima, no hay crítica de Elegy, el debate tendrá que esperar!
Por cierto, me lo he pasado en grande leyendo esta crítica, y eso que "no tenías nada que decir"!
salud

M.I. dijo...

¡Bienvenido, capitán!. Un grato placer tenerte por aquí. El debate es muy probable que llegue... pronto, jajajaja.

CGS dijo...

De momento el debate esta en la red con el video de Penelope Cruz enseñando las glandulas mamarias en el film...jeje