miércoles, 23 de abril de 2008

ELEGY

En un satisfactorio “Dios los cría y ellos los juntan”, tres productores norteamericanos consiguen reunir, en una misma película, la limpieza técnica de la directora Isabel Coixet, la obra del Premio Pulitzer Philip Roth, la adaptación de uno de los mejores guionistas de las últimas décadas, y un reparto de lujo.
¿El resultado?, ¡No se la pierdan!.




TITULO ORIGINAL Elegy
AÑO 2008
DURACIÓN 108 min.
PAÍS USA
DIRECTOR Isabel Coixet
GUIÓN Nicholas Meyer (Novela: Philip Roth)
MÚSICA Varios
FOTOGRAFÍA Jan Claude Larrieu
REPARTO Ben Kingsley, Penélope Cruz, Dennis Hopper, Patricia Clarkson, Peter Sarsgaard, Deborah Harry, Charlie Rose, Antonio Cupo, Sonja Bennett, Chelah Horsdal
PRODUCTORA Lakeshore Entertainment


A mí me hacen mucha gracia los comentarios que surgen cada vez que una (un) cineasta española (español) saca los pies del tiesto y alcanza el reconocimiento internacional. Sí, ese tipo de reconocimiento que existe más allá de las subvenciones y de las envidias solapadas de un país de lunes al sol. Y me hacen mucha gracia porque llega un momento en el que estos comentarios, que suelen girar en torno a un eterno “sí, pero no”, dejan de afectar a la (al) cineasta en cuestión, para salpicar de lleno a “sus críticos acérrimos”.Se plantea entonces, por la parte que nos toca, la ardua tarea de intentar explicar a los que tanto saben de cine que, lejos de limitarnos a contemplar la “temática repetitiva de drama intimista” que ellos ven en la filmografía de una directora que siempre ha llamado nuestra atención, los acérrimos preferimos argumentar y recordar.

Recordar que existieron grandes directores, como Huston o como Mankiewicz que, además, eran excelentes guionistas y mejores dialoguistas, que podían “encerrar” a dos actores en medio de la nada para, sin más alicientes, contar una historia que supiera captar la atención del espectador desde el principio hasta el final. Por ello, quienes no sabemos lo que es el cine, pero lo reconocemos en cuanto lo vemos, sabemos apreciar tal proeza, casi imposible e impensable en el panorama contemporáneo, en cuanto ésta se presenta. Guiones sólidos sin fisuras, historias honestas que pasan a través del narrador para llegar en estado puro a los espectadores, habilidades técnicas de una limpieza irreprochable, primeros planos que son el sueño de toda actriz y de todo actor, impecable precisión que perfila los distintos personajes y sus evoluciones, sorpresas metafóricas, diálogos brillantes... las conjunciones perfectas que abarca una escritora de películas que sabe crear imágenes únicas; las argumentaciones que empleamos los “acérrimos” para reivindicar que, no en vano, nos encandila el cine de esta mujer.



The Dying Animal es un relato corto del laureado y aclamado novelista Phliph Roth, que explora la dicotomía de Eros y Thanatos, y que es adaptada para el cine por el director y guionista Nicholas Meyer (Los Pasajeros del Tiempo, 1979), quien ya adaptara con éxito La Mancha Humana, del mismo novelista, que sería interpretada por Anthony Hopkins y Nicole Kidman; disipando, de este modo, el miedo a que el guión que iba a ser dirigido por la española (el primero de su carrera que ella no firma), no contara con la suficiente consistencia que le permitiera desarrollar su magnetismo fílmico.

En un intenso flashback, de inclusión imperceptible, que busca la espalda del protagonista para encontrar la lluvia intensa que barre los cristales, el cínico, realista o infantil estudioso de los orígenes del hedonismo americano, que habla como Cary Grant con La Muerte en Los Talones, intenta aprender que, como dijera Bette Davis, la vejez no está hecha para los cobardes, y es que hay que dejar de preocuparse por envejecer para intentar madurar. Un barco, quizás a la deriva, que navega por el amor a la independencia, no exenta de sacrificios; que reposta en la sexualidad no comprometida que le depara quien no consigue mantener las formalidades que reclama; que zozobra ante la hipocresía que distingue entre el adulterio ajeno, capricho de libertinos, y el propio como un estado maravilloso con música de oboe; que encalla en la playa del poeta que no sabe qué es la poesía, pero la reconoce en cuanto la oye; y naufraga ante la obra de arte que puede ser comprada pero no poseída, porque, de alguna manera, son las obras de artes las que poseen a quienes las compran.



Los amigos se aceptan tal y como son, los planos desenfocados y los giros bruscos de cámara anticipan los acontecimientos. La belleza exterior hace invisible o ininteligible el mundo interior, la transformación del personaje que interpreta Penélope Cruz, traspasa el corazón. En los momentos difíciles siempre se busca a aquella persona que nos amó, los planos subjetivos que recrean un falso flashforward resultan magistrales. Cuando haces el amor con una mujer, te vengas de todas las cosas que te han derrotado en la vida, mientras la belleza visual de las escenas que transmiten la odiosa sensación de celos perduran en el recuerdo. Ella se aparta el flequillo de la cara, él le sonríe, y el embelesamiento hace partícipes a quienes sólo podemos admirarles. Dentro de diez años, volveremos a leer el libro y será diferente, porque nosotros habremos cambiado, pero la correcta utilización de la voz en off de esta película siempre será sobresaliente.

Y, entre relatos de Kafka, Majas de Goya, Meninas de Velázquez y nuevas fotografías tomadas junto al mar como modernos cuadros de Soroya, se puede explicar a los detractores que Elegy es una buena película porque tiene el sustento de un gran guión y la ejecución precisa de una virtuosa tras las cámaras, pero nunca que es el cine, ¡maldito traidor! el que, a veces, sólo a veces, golpea duro en el alma.

36 comentarios:

M.I. dijo...

Resolución irrevocable: JAMÁS volveré a hacer una crítica de una película de alguno de estos dos directores: Almodóvar o Coixet.
¿Por qué?
Porque me gustan a rabiar, porque -para mí- son lo más, y porque no tengo sentido crítico con ellos, y NO SÉ ESCRIBIR SOBRE SUS PELÍCULAS, sólo arramblar con todos los elogios de la lengua castellana, inglesa y catalana.
Por ello,
criticaré a "los otros", que estos dos son intocables.

iván dijo...

Pues dame un besazo en los morros porque a mi me ha encandilado esta reseña, y que conste que no me gusta la película ni la directora.

CGS dijo...

UY, yo vi Cosas Que Nunca Te Dije y ya tuve bastante para el resto of my life...

eso si, ver a Isabel Coixet en los Goyas hace unos años diciendo eso de: "ahhhh...ein....agdhhrue....estoooo.....ehhhh" fue impagable.

Con ese dominio de la lengua y esas gafas de pasta...ufff, que repelús!

Ivan aka Imazur2002 dijo...

Coincido que tu defensa es estupenda, a mi ya sabes que no me gusta esta señora, ni ella ni su cine me parecen tan profundos como parece, pero bueno ya sabes, cuestión de gustos.
Lo que si me gustaría remarcar es un hecho que has nombrado muy acertadamente. No he visto Elegy, y seguramente la veré en casa, también porque el cine de Coixet luce tan poco en pantalla grande como en pequeña, jeje, pero me ha sorprendido una cosa, y me fio del criterio de algunas personas que conozco. Parte de la crítica no ha recibido el filme con la misma actitud entusiasta que otros anteriores, y según comenta todo el mundo, viene a ser una continuación clara de su cine (a la espera de verla). Esto me lleva a la conclusión que tan bien comentas tu, no quiero pensar que sea por el hecho de haberse "vendido" a Hollywood y su sistema, porque entonces serían unos prejuicios bastante estúpidos por parte de esos mismos que la apoyaron antes.
Saludos!!

Möbius el Crononauta dijo...

DE Coixet no sé que pensar, no sé si es un globo hinchado o una cineasta a tener en cuenta, pero supongo que no podré tener una opinión hasta que me anime a ver alguna película suya.

No entiendo eso de no escribir sobre esos directores. Para críticas ultraobjetivas de sesudos críticos ya están las revistas, ¡queremos pasión!

Andres Pons dijo...

No aguanto a esa mujer. Por eso no puedo ser objetivo con un filme suyo.

M.I. dijo...

¡Buenas, queridos compañeros-críticos y amigos!:
Acabo de volver de una "Vacaciones en el mar" (en realidad, minis, y en la playa), y me encuentro un debate tan sencillo, de tanta pobreza argumental, jajajaja... ¡No me hagáis esto!, Motivadme, sorprendedme, poned en tela de juicio mis (no menos pobres) argumentaciones, jajajaja.

A lo que íbamos:

Iván, hay una frase en la película, que se corresponde con un viejo dicho español, eso de "La belleza está en los ojos de quien la mira", ¿te acuerdas de esa frase?. Pues eso, que tú siempre me has mirado con muy buenos ojos, y por eso te gusta lo que escribo, y yo bien que te lo agradezco siempre ;) Pero podías argumentar por qué no te gusta la directora.

Carlos.- Afirmar, con una sola película, que no te gusta un director, no es propio de un crítico sesudo como eres tú. Creo que deberías reconsiderar tu postura, y darle una segunda oportunidad a la obra de esta cineasta.
En los Goya, después del ahhh, ehhh, ihhhh, dijo una de las frases más hermosas que ha dicho un director, que fue ésta: "Las historias pasan a través de mí". Hay que amar mucho el cine para llegar a esa conclusión, y con esa frase me ganó a mí que, hasta entonces, tampoco le había prestado demasiada atención. Me decidí a seguirla, y me encantó.
En cuanto a lo del repelús de las gafas de pasta, tienes razón. A mí me gusta Hitchcock por su manifiesta misoginia y adoro a Stanley Kubrick por lo "buenísima persona" que era. Vamos, que el aspecto físico y las condiciones personales tienen mucho que ver para juzgar a un director de cine, ¿no?.

Iván de Barcelona.- He llegado empanadísima de la playa, y no entiendo bien tu comentario.
Yo no creo que Coixet se haya vendido a nadie, simplemente es una creadora que se manifiesta en la lengua que más le interesa (en este caso, la inglesa), como otros directores anteriores tuvieron otras predilecciones, manías, etc. Si hace buen cine, y lo hace, no hay que tener esas historias en cuenta. Por otra parte, los productores americanos no son tontos, tenían un relato corto del tío éste que está considerado uno de los mejores literatos contemporáneos mundiales, tenían un buen guión y necesitaban a esta mujer para la dirección. No es una clara continuación de su cine. Sus historias están más elaboradas, son más intensas, pero esta historia la necesitaba a ella. En manos de otro director, al no contar nada -porque, realmente, no cuenta grandes gestas- la película se habría perdido y podría haber llegado a arruinar de verdad. El original literario alaba el amor a las obras de arte, el relato en sí -a nivel literio- es una pequeña obra de arte, y se necesitaba uno de esos envoltorios bonitos, cual obra de arte, del que tú hablas que posee Isabel.

möbius, a ti te gusta el cine clásico, y yo le veo a esta mujer muchas cualidades de aquellos grandes autores que encerraban a dos actores en medio de la nada y, contando una historia en la que no sucedían grandes acontecimientos, siempre conseguían mantener la atención del espectador. Mucho hay en su obra de esa característica tan difícil de conseguir.
En cuanto a pasión-deducción. Yo prefiero regirme por la segunda, aunque haya directores que no me lo permitan.

Andrés, te digo lo mismo que a los demás. ¿Qué es lo que no soportas de ella?. Tú eres entrevistador, ¿te has leído entrevistas que le han hecho?. La gente que ama el cine, y ha leído alguna de sus entrevistas, sólo ha podido caer rendida ante algunos de sus comentarios.

En todos los casos, ¡seriedad!. Ustedes son críticos.

Ivan aka Imazur2002 dijo...

Lo de recibimiento no lo digo por mi eh, me refiero que cierto sector de la prensa ha dejado de lado el apoyo que tenía hacia ella por rodar en USa y con capital americana, solo decía que me han comentado que "elegy" no supone una debacle ni mucho menos en su cine (aun no la he visto eh), con lo cual serán prejuicios por parte de esos críticos que antes la apoyaron. No me refería a mi, jaja.
Lo de las entrevistas que comentabas a Andrés, por eso precisamente me cae mal, por su ataque sistemático al cine americano tachándolo de tonto, no solo a ese cine, sino al público que lo ve, que sea cierto o no, son palabras que no deben salir de la boca de un personaje público cuyo trabajo está expuesto a los demás. Y ni te hablo cuando hace un par de semanas dijo que era encomiable la timidez del pueblo japonés (influencia clara en su cine por cierto), porque solo abrazaban cuando de verdad lo sentían, siendo la mayor estupidez que he escuchado en mucho tiempo, ya que ese es un problema serio de esa sociedad, creó una frivolidad desde la ignorancia, más o menos como las denuncias que hace ella del cine americano y su visión de otras culturas.
Saludos!!

M.I. dijo...

¡Pero es que es así, Iván!. Yo tengo una amiga japonesa (pintora, para más señas) que siempre me está recordando mi "personalidad japonesa". Yo le recuerdo que soy española por 3 costados y cubana por 1, porque mi tatarabuela lo era; y ella, dale que dale con que yo tengo "personalidad japonesa" y es que tengo una sonrisa fácil y sincera pero nunca beso ni abrazo a las personas.... ¡¡porque no lo siento!!. Por supuesto que no se puede generalizar, pero esa visión del pueblo japonés, a mí me la ha dado muchas veces una japonesa auténtica, no puedo dudar de ella.

Por otra parte, no es justo ni serio juzgar a un director ni siquiera por sus comentarios. Orson Welles decía que los artificios de Hitch, sólo eran eso: artificios, y que sus películas no aguantarían el paso del tiempo. ¿Hace ese comentario que Welles sea un mal director?.
No me convences en esta ocasión, Iván.

Pero dime una peli para comentar esta semana, que estoy en blanco, jajajaja.

Marchelo dijo...

Buenas M.I., te devuelvo la visita, no había entrado hasta ahora en tu blog, me ha gustado mucho. Espero ver pronto Elegy para poder comentarla; en cuanto a Coixet, no me gusta ella pero sí, y mucho, su cine.

Te he linkado en mi blog, nos leemos!!

Ivan aka Imazur2002 dijo...

No no, si ya te dije que el cine de Coixet no me gusta por otros motivos, mi poco apego personal no influye en la valoración de su obra. Y sobre el tema japonés, estoy de acuerdo contigo, sino digo que sea asi, solo que ella lo ha destacado como una virtud, y para nada es asi, provoca casos como los Hikikomori o matrimonios desastrosos dentro de una sociedad hiperavanzada, yo también tengo amigas japonesas y están locas porque su sociedad cambie. El caso no es que sean asi, es que Coixet lo pintó de color de rosa, y para mi es imperdonable destacar eso como una virtud y encima decir que se identifica con ellos, no se, en fin...
Sobre pelis..mmm..."cosas que perdí en el fuego" o "Dragones de la calle", la de Keanu, drama o thriller de acción. También me han recomendado la de "Tres días", la española, pero aún no he podido verla. "Lars y una chica de verdad" si te cansa el mal llamado cine indie...cuidado, porque aún hace más enfasis en ese tono.
Saludos!!

M.I. dijo...

Una respuesta muy inteligente, Marchelo. Yo no me acostaría con Coppola, pero adoro su cine, jajaja. Te seguiré leyendo y aprendiendo catalán, que ya te he explicado que es una vergüenza que yo tenga que entenderte porque estudié francés. En fin, ya te he explicado cómo veo yo el tema ;)

Ivan, sí, pero no, jajaja.
Me has explicado por qué no te gusta el cine de esta mujer, pero yo no te entiendo. Entiendo lo del "envolotorio bonito", que lo traduzco por "técnica depurada", pero no entiendo lo de "contenido vacío" cuando se le achaca todo lo contrario, y es la intensidad de los dramones que monta.

A mí me gusta por su técnica, me gusta por la estructura de los guiones, me gusta porque su temática me llega, y me gusta porque, de las 1500 maneras diferentes que hay de contar una historia, ella siempre elige la más comprometida y sale airosa. Me gusta porque es mujer, porque escribe de puta madre, porque me siento identificada con muchas de sus defensas, porque no es guapa, porque no es simpática (yo tampoco) y porque es maravillosa (creo que yo, cuando quiero, también).
En verdad, la adoro.

Ivan aka Imazur2002 dijo...

Cuando defiendes algo asi con tanta vehemencia....me pones...ajajaja
es broma eh!! jajaja
No pasa nada, es lo bueno del cine, el debate , claro que si.
Saludos!!!

M.I. dijo...

Ya, ya lo sé que te pongo... te pongo de los nervios, pero eso es marca de la casa... por eso huyo de los debates en mi blog. Para eso están los foros, donde existe el morbo del moderador airado que te llama la atención, jajajaja.

Sabes que te adoro, y que nada de lo que digas me puede ofender, pero aconséjame pelis que estén en la cartelera de Albacete... !jodío!

Ivan aka Imazur2002 dijo...

pero es que no se que filmes tienes en cartelera, por lo que has comentado alguna vez...está un poco mal el tema distribución en salas por allí, no?
Saludos!

M.I. dijo...

No te preocupes, Iván, ya se me ocurrirá algo en la puerta del cine, jajaja.

Carlos Serrano dijo...

Querida M.I, no comparemos a la Coixet con Kubrick y Hitchcock que me va a dar un jamacuco...jajaja.

Si no fuera por las subvenciones y parte del sector crítico que tiene a la Coixet como una diosa (idéntico caso que el de Iciar Bollaín, otra directora que aburre a las ovejas) ya me gustaria saber donde haría cine esta mujer...si, solo he visto COSAS QUE NUNCA TE DIJE, pero el nivel de pedanteria y tonteria (que a veces son sinónimos) ya me vacunó contra el cine de esta mujer para los restos...y eso que soy fan de LILI TAYLOR (mítica actriz donde las haya)...pero que quieres que te diga, las reflexiones estas de la Coixet sobre lo humano y lo divino le quedan muy grandes...

Pero el cine español esta lleno de mujeres de cine que se creen que son la hostia (Coixet, Bollaín, Cayetana Guillén-Cuervo, etc) pero que solo están ahi gracias a nuestros impuestos (la Cuervo lleva viviendo del cuento lustros en TVE!)

En fin, a mucha gente le gusta la Coixet, pero no lo suficiente para llenar una sala. Asi que cabría preguntarse: ¿Por qué una genio como esta es incapaz de llevar gente al cine?

Quizá en su último film, donde la Penelope Cruz enseña las domingas, haya más suerte...o no.

M.I. dijo...

Jajajajaja.
Yo es que no voy al cine para ver tetas. Para ver tetas, me miro en cualquier espejo cuando me quito la blusa.

La comparación es evidente: a ti te da repelús la directora "con esas gafas de pasta"; a mí no me gusta la misoginia probada de Hitch, ni que Kubrick fuera una mala persona... pero yo no los juzgo en base a esas "cualidades". No deberías hacerlo tú tampoco, ni nadie.

Esta mujer dirige en Estados Unidos y llena salas en Alemania, no se puede comparar con otros directores (hombres o mujeres) españoles.

A nivel técnico, es impecable, pero es que, además, es guionista y de las buenas, y sus temáticas llegan a gente muy crítica y muy insensible...como yo. Es cine de calidad hecho por una española, que, como siempre, tendrán que venir desde fuera a decirnos que es buena.

Carlos Serrano dijo...

Pues que se vaya a Alemania! Y le den alli las subvenciones!

Yo también rodaria en USA si me lo paga el ministerio de cultura!

Bueno, lo de que Stanley Kubrick es mala persona...no sé, no sé...un hombre que vivia en el campo con su familia y que se fue de USA para vivir tranquilo no me parece el tipico hombre malo del saco...

Eso si, al menos Kubrick cuando rodaba un film lo hacia con dinero privado y no con los impuestos de los españolitos que trabajamos y sudamos la camiseta para que la Coixet ruede sus tonterias...

No sé yo quien es peor persona, porque anda que hacer pelis con el dinero de los que si trabajan en este pais...

Luego la Bollaín escribe, como el otro dia, en EL PAIS que la gente ve a los cineastas como parásitos...jolines, si es que lo son!

Al menos Kubrick no robaba de los impuestos, asi que no será tan mala persona!

Carlos Serrano dijo...

Posdata: Pues yo a veces voy al cine solo a ver glandulas mamarias...a falta de buenos guiones al menos que haya buenos melones...

M.I. dijo...

Carlos, yo quiero que entiendas una cosa: en el cine no hay verdades absolutas ni dogmas de fe, y el mundo del critiqueo es así, unas veces vamos a coincidir y otras estaremos a años luz, como es el caso presente.

Por encima de todo, está el respeto.

Bueno, pues si entientes esto, sigo.

Elegy es una película americana, no pagada por el Ministerio de Cultura español.
Ojalá todas las subvenciones fueran para Coixet, porque ella sabe cómo emplearlas, pero es que muchas de sus películas están pagadas por El Deseo, la productora de Almodóvar.

Kubrick era un grandísimo director y una mala persona. En el rodaje de La Naranja Mecánica no dejó de rodar cuando el protagonista se hizo daño en un ojo, por ejemplo.

Carlos Serrano dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Ivan aka Imazur2002 dijo...

XXXDDD...De nuevo los actos de convencimiento ajeno intentando aplastar la opinión contraria con argumentos vacíos y sin sentido. Vaya "joyita" de gente que tenemos por la red, jajaja, con argumentos tan infantiles como comparar un sistema de estudio de capital privado con subvenciones públicas en una cinematografía que es 50 veces más pequeña en cuanto a volumen e incluso extensión geográfica que otras (y ojo, soy partidario del capital privado en el cine).
A mi, me guste Coixet o no, creo que su derecho tiene a contar las historias que le gusten o le atraigan, independientemente que me guste o no, insisto. Y si la subvencionan será por algo me imagino, les gustará su cine, sino sería una estupidez monumental, por tanto, es respetable.
De verdad que no entiendo esos ataques de mucha gente al cine de autor, me da la sensación que las limitadas mentes no solo aceptan que otras personas puedan disfrutar de sus cineastas favoritos con pasión, más allá del cine comercial, sino que encima en su frustrante ignorancia, arremeten contra ello con argumentos vacuos y sin sentido, provoca risa ajena.
Por cierto, Kubrick y Hitchcock genios absolutos del cine, y no se si eran buenas o malas personas, me imagino que en su casa no eran del todo malos..supongo. Ahora bien, como cineastas de trato con sus actores, dos pedazo cabrones de campeonato, en el caso de Hitch que le pregunten a sus "rubias", y en el de Stanley podemos hacer una lista de actores y actrices que casi se pegan un tiro por la obsesión enfermiza e irrespetuosa de su director.
Saludos M.I.!!!

M.I. dijo...

Qué cosa tan rara. Yo no he suprimido ningún comentario, ¿qué está pasando aquí?

M.I. dijo...

Y si no, te vas con Otto Preminger, jajajja, y con esa anécdota de "otra vez" con la famosa bofetada en "Cara de Angel".
O le preguntas a los guionistas que colaboraban con Wilder a ver cómo los trataba. O te vas con Huston, y le preguntas a Gina Lollobrigida cómo la solía llamar....
En fin.

Ivan aka Imazur2002 dijo...

Exacto, de déspotas en el trato personal está el cine lleno, jaja.
Lo del comentario es que lo habrá eliminado el propio usuario.
Saludos!

Marchelo dijo...

Me parece que el tema se está saliendo de debate... ¿es buena Elegy o no lo es? ¿Es buena Mi vida sin mí o no lo es? Con perdón, pero a mi que coño me importa como sea la Coixet, como son sus gafas, o lo bien o mal que me caiga, tampoco tengo que tomar un café con ella. O a mi que coño me importa si sus películas son subvencionadas (que por cierto, por el prestigio, no creo que sea precisamente un buen ejemplo de "parásito" por lo que se refiere a las subvenciones...¿o es que Sir Ben Kingsley ha aceptado trabajar con ella por las subvenciones?).

Perdonad, pero voy a utilizar un símil futbolístico: a mi que coño me importa en cuantas orgías participe Ronaldinho si luego se sale? Lo criticaré cuando no juegue bien, como ahora.

Carlos Serrano dijo...

Bueno, a mi si me importa a donde van las subvenciones, más que nada porque las subvenciones salen de mi bolsillo. Del bolsillo del trabajador.

Me parece muy bien que Fernando León o Isabel Coixet rueden sus bodrios...pero que lo hagan con su dinero, no con el del contribuyente. Es decir, en un pais donde escolarizar a los hijos vale un pastón es paradójico que se den subvenciones a estos cineastas...creo yo que el dinero deberia ir antes a "subvencionar" los libros de texto que a subvencionar el cine de esta gente...

Pero bueno, también en este pais se subvencionan las corridas de toros porque dicen que es cultura...

Algún dia alguien deberia revisar lo que se subvenciona en este pais...es decir: si quiero matar un toro o rodar un bodrio el estado me da dinero, pero para escolarizar a mis hijos no me da ni un euro...

Y el tema de las gafas de la Coixet es bastante importante, ya que el cine estilo "gafapasta" viene de ahi, de directores que llevan gafas de pasta, o sea, de intelectuales de pacotilla, de cuentistas, de vividores y de parásitos de las subvenciones...

Las gafas de pasta es un estilo de vida, una estética artística, una tomadura de pelo, vamos.

Que le den dinero a la Coixet y no se lo den a Victor Erice, tiene chiste, pero eso pasa en este pais, el pais de los Julianes Muñozes...

Aqui el que no llora no mama y el ladrón tiene 100 años de perdón.

Ahi esta El Dioni, un héroe popular, Spain Is Different, siempre hemos sido un pais de ladrones, bandoleros y pícaros...

Solo un ejemplo: en USA muchos directores y productores venden su coche e hipotecan su casa para financiar un film. ¿Os imaginais a los cineastas españoles haciendo algo asi?

Ivan aka Imazur2002 dijo...

Cuanta demagogia barata.....XXXDDD
Por cierto, Alex de la Iglesia hipotecó su casa 2 veces para poder pagar sus películas....que buena es la información cuando se posee...jeje.
Saludos M.I...me alegro de lo de "Dueños de la calle"!!

Anónimo dijo...

LO IMPORTANTE(CREO YO) ES QUE UNA PELI ESPAÑOLA Y CONCRETAMENTE DE ESTA DIRECTORA GENERE TANTO DEBATE, ¿NO OS PARECE MUY MUY INTERESANTE?, CUANTOS DIRECTORES ESPAÑOLES SON CAPACES DE CREAR TANTO DEBATE Y HA ESTE NIVEL .... PENSAD.
POR CIERTO YO FUI EL QUE INCULQUÉ A M.I. EL AMOR Y LA PASION POR ESTA DIRECTORA, AUNQUE ELLA NO LO DIGA O NO LO QUIERA RECONOCER (SOY .... EL MARIDO MILLONARIO, JJEJEEEEEEE).

UN SALUDO A TODOS, ME HAN GUSTADO MUCHO LOS COMENTARIOS, EN SERIO.

M.I. dijo...

Es verdad, Alex de La Iglesia es el Coppola español, que ya ha hipotecado todo lo hipotecable para poder producir sus películas.
En cualquier caso, las pelis de Coixet están producidas por EL DESEO, que es la productora de Almodóvar; y, en última instancia, ojalá que todos los que reciben subvenciones en este país supieran hacer cine como lo hace la chica de las gafas de pasta.

El resto de tus opiniones, Carlos, son eso, opiniones que respeto, pero no comparto. En los Presupuestos del Estado, por ejemplo, las partidas de Educación no restan fondos a las partidas de Cultura, ni viceversa.

Gracias a Marchelo, que se expresta tan bien en catalán como en castellano, por explicar con tanta claridad lo que yo llevo diciendo desde hace una semana ;)

Y sí, es cierto, mi marido fue el que me contagió su pasión por el cine de Isabel Coixet (que ya te apañaré yo al llegar a la casa, que has puesto la preposición "a" con "h"). Si es que ya se sabe, el que vale, vale, y el que no, para ciencias puras, jajajaja.
Un besazo para ti, "guapérrimo".

Marchelo dijo...

M.I., no te creas las leyendas urbanas que dicen que a los polacos no nos enseñan castellano en el colegio... ¡es mentira! :)

Carlos, ¿pero qué te parece el cine de la gafapastas?

M.I. dijo...

Tranquilo, Marchelo, no me creo las leyendas urbanas ni las leyendas negras que afectan a ningún pueblo. Iván te puede explicar cómo me puse en un foro por un comentario de Juno que -a mi juicio- ofendía al pueblo chino.

Lo que quise decirte es que una persona que redacta bien en su idioma natal, redacta bien en cualquier idioma cuando lo aprende. Y tú tienes la suerte de saber dos idiomas desde la cuna, cosa que no nos sucede al resto de los españoles. Ahí estamos en desventaja. ;)

thevoicewithin dijo...

A veces es más fácil hacer una crítica negativa que una positiva, pero a mí esta me ha gustado ;).

Todavía no he visto la peli pero es que estoy intentando "olvidarme un poco" de todo lo que he leído o me han dicho de ella porque como a ti, a mí la Coixet me gusta muchísimo (es verdad que a veces se pasa de lista y de moderna con los comentarios pero bueno, esa es otra historia) y no quiero que nada me condicione. Nada aparte de la manía que le tengo a Penélope Cruz...es algo inconsciente xD.

Pero lo que me parece muy fuerte es que los típicos modernillos (por poner un ejemplo) ahora vayan de guays diciendo que la Coixet no mola y todo porque ha sido capaz de hacer lo que quiere, como quiere y dónde quiere...Quieren ir tan a contracorriente alegando que Isabel Coixet se ha vuelto comercial y blablaba que al final resulta un poco triste lo prejuiciosos que suenan...

En fin, todo esto está dicho desde el respeto que no quiero que nadie me coma, que para gustos colores, está claro...

Marchelo dijo...

Por fin he podido ir a ver Elegy, ¡tan o más buena de lo que me esperaba! Pásate cuando quieras por mi blog y ya me dirás que te parece el comentario :) Saludos!!

M.I. dijo...

Thevoicewithin, ¿no había nick más difícil para ponerte?, jajajaja, es que ¡es impronunciable!.
Gracias por tu visita, y ya sabes que aquí está tu casa para expresar libremente tu opinión. No seré yo quien la frene, tanto si se ajusta a mi gusto como si estamos a años luz de coincidir.
En este caso, estoy totalmente de acuerdo contigo ;)
Un consejo: no leas críticas de nadie antes de hacer las tuyas.... yo nunca lo hago; pero gracias por leerme.

Marchelo, voy pallá a ver qué cuenta usted ;)