miércoles, 16 de julio de 2008

POSDATA: TE QUIERO

Como la vida misma. Muchas lágrimas y risas, buena música y mejor cine en una comedia romántica agridulce y atípica, grandiosamente interpretada por Hilary Swank.



TITULO ORIGINAL P.S., I Love You
AÑO 2007
DURACIÓN 126 min.
PAÍS USA
DIRECTOR Richard LaGravenese
GUIÓN Richard LaGravenese, Steven Rogers (Novela: Cecelia Ahern)
MÚSICA John Powell
FOTOGRAFÍA Terry Stacey
REPARTO Hilary Swank, Gerard Butler, Lisa Kudrow, Harry Connick Jr., Gina Gershon, Jeffrey Dean Morgan, Kathy Bates
PRODUCTORA Alcon Entertainment / Grosvenor Park Productions / Wendy Finerman Productions.


El obsequio de gran parte de un número musical interpretado por Judy Garland para Ha Nacido Una Estrella de George Cukor, es tan sólo una muestra de los múltiples guiños cinéfilos que contiene esta comedia romántica atípica, y un gesto que no sorprende viniendo del director de A Decade under the Influence, el documental que recogió la importancia de los años setenta en el mundo del cine, con protagonistas de lujo como Martin Scorsese, Sidney Lumet, Robert Altman, Milos Forman o Sydney Pollack entre otros grandes cineastas, que supieron convencer a las productoras de lo que el cine necesitaba en ese momento, “aunque ellos no lo tuvieran tan claro”, como más tarde confesara Coppola.

El color azul del vestido de Judy y el tinte arrebolado de sus candorosas mejillas, contrastan con el primer plano en blanco y negro de unos zapatos poderosos que, en cámara ascendente y bajo un aparatoso sombrero, (ya sabemos de dónde extrajo James Cameron la espectacular presentación de Kate Winslet en Titanic), descubren el rostro clásico inconfundible de la que muchos consideran la más grande de todos los tiempos. “¿Por qué no puedo ser como Bette Davis?”, se pregunta la protagonista en medio de la desesperación, sabiendo o no que desde que John Cromwell supo que era “la mala” en Cautivos del Deseo, la totalidad de sus personajes tuvieron la grandeza de traspasar la pantalla, superando no sólo a la persona, a la película que los contenía o a la actriz, sino también al mito. Sabiendo o no que mucha de esa grandeza, de esos personajes con vida propia, se encuentran en sus caracterizaciones. Y es que sufrimos con Hilary Swank, reímos cuando ella está contenta, dejamos de respirar si se ahoga. Demasiada actriz, quizás, para una película tan injustamente tratada por la crítica.



Nada es casual ni queda vacío en el conjunto de Posdata: Te Quiero. Cada una de las referencias cinematográficas que se insertan, quedan unidas a la personalidad del personaje central, conducen su destino o anticipan los acontecimientos, rodeadas de la buena música que configura la banda sonora existente en la trayectoria vital de todo ser humano. (En este sentido, es una condena para el público español haber traducido algunas de esas canciones, que suenan a gloria en inglés). El problema es que nadie se espera un producto como éste, con un argumento que deambula entre el plano cómico de No me Mandes Flores de Norman Jewison, el plano dramático de Mi Vida sin Mí de Isabel Coixet, y el plano romántico de Ghost de Jerry Zucker, para alcanzar un insólito equilibrio difícil de asimilar y felizmente coronado en la ejecución que apuesta por imperceptibles y prolongados falshbacks (uno de sus mejores aciertos) que alternan pasado y presente, y son introducidos por la precisa voz en off procedente de las cartas de ultratumba. Todas ellas, técnicas recurrentes en cine, mal utilizadas de manera sistemática en los últimos tiempos, y sabiamente aplicadas en esta cinta, al haber encontrado el formato exacto que la historia requería.



Si se decide obviar el fino, irónico e inteligente sentido del humor que desprende su guión, es posible que resulte fastidiosa –casi escandalosa- la idea de un marido muerto que sigue controlando la vida de su joven viuda, indicándole cómo ha de vestir, dónde veranear, a qué fiestas asistir o cuándo volverse a enamorar; tanto como la terrible actitud paternalista del marido que, suponiendo perdida a su esposa durante su ausencia, sienta la necesidad de prolongar su estancia en la Tierra. Sin embargo, sería una equivocación enfocar el resultado desde esa perspectiva peregrina, para llegar a la conclusión errónea de un filme que claramente aboga por la eterna lucha de géneros o incluso el “mal lugar” en el que queda la mujer en la comedia contemporánea. No van las pistas por esos derroteros, ni es ésa la esencia del relato creado por una joven irlandesa de veintiún años, por lo que todos esos aspectos no dejan de ser simpáticas anécdotas, graciosas metáforas que desarrollan las distintas etapas del sentimiento de pérdida que siguen a la muerte de un ser querido: desde el más absoluto de los abandonos hasta la fortaleza que tuviera aquella señora de Norman Maine.



Tras un torpe comienzo que incluye una interminable escena doméstica, de doce páginas de guión, difícil de digerir por su pretensión convencional; un funeral indescriptible en el que se dan situaciones disparatadas que dejan descolocado al más escéptico; y un atisbo de falsa lentitud en el ritmo narrativo e inverosímil composición de personajes; la historia termina ofreciendo aquello que no promete: profundidad, plasmada en unos diálogos aparentemente intrascendentes, ocultos en un carrusel de emociones emergentes, pero contundentes en sus conclusiones.

Y, en medio de ese mar de sensaciones, fácil es percibir la angustia de la inmensa gama de tonos que adquiere el color gris, sabiendo qué posdata dedicar a la persona con la que, quizás por discutir mejor, decidimos compartir nuestra vida. Sencillamente, perfecta.

35 comentarios:

powerball lottery numbers dijo...

This is a nice blog. I like it!

Raúl dijo...

La segunda vez que leo buenas críticas de esta cinta, a la que ni la apariencia primera, ni tampoco el título en castellano, ayudan demasiado.
Un saludo.

M.I. dijo...

Es marca de la casa, Raúl. No siempre coincido con el resto de los críticos del mundo, y es que no veas la cantidad de veces que estos señores se equivocan, jajajaja.

El título es una traducción literal que, de igual manera, respeta el del original literario. Y tienes razón cuando dices que su presentación no le ha hecho ningún favor, tampoco la crítica, pero ni te imaginas lo que lleva recaudado en las taquillas de todo el mundo. El espectador no es tonto, y yo tampoco....

No, en serio, te la recomiendo... si estás enamorado.
Saludos!

Raúl dijo...

Acudiendo a los clásicos para adivinar la esencia... ¡ya podrás!. (Sonrío)

Ivan aka Imazur2002 dijo...

Buen intento M.I., debo reconocer que eres buena defendiendo tus posturas, la crítica es estupenda, pero ya sabes, no la comparto, allí donde tu ves condescendencia yo veo un mínimo de dignidad, y la cinta solo la tiene a ratos. Eso sí, tiene secuencias muy dignas (casi todas las escenas en Irlanda), pero la esencia, rebuscando debajo de esa capa de romanticismo de novela barata es muy denunciable.
Y nombrando Ghost aún me has convencido menos XXDD.
Incluso me pregunto si es confusa en su defensa del romanticismo cuando ni entre los muertos puede desprenderse una mujer del elemento posesivo de su marido, resultando que al final quizás la postura era escéptica con respecto al amor cuando la deja "libre". Quién de verdad ha amado jamás creería ese argumento tan facilón y plano, bajo mi punto de vista eh.
Bueno, ya has visto mi crítica, me ha parecido una más del montón, eso si, con mejores actores, sin duda.
Saludos!!

M.I. dijo...

Jajajaja, yo no veo condescendencia, lo que sí hago es advertir a quienes crean verla.
Venga, va, vamos a analizar un poquito la peli:

BANDA SONORA.- Todos tenemos la banda sonora de nuestras propias vidas, ¿acaso no existe esa canción de "cuando nos conocimos"? ¿no nos sigue emocionando la otra canción que aparece en el vídeo de nuestra boda cuando paseamos enamoradísimos por el parque?
En este sentido, la inclusión de nUmerosas canciones en el metraje, está perfectamente justificado. Son las canciones de su vida, una vida que ha estado llena de mucha música y de mucho cine, por si alguien no se acuerda.
Lo único malo ha sido traducir las canciones, que en inglés todo suena a gloria.

FOTOGRAFÍA.- Es una pasada...Fíjate en los tonos que se dan en cada fase de superación de la pérdida de su chico. Fíjate en el contraste que hay entre los planos que se toman en América y los colores de Irlanda. Fíjate que los colores del campo, del mar ¡¡¡conjuntan!!! con la ropa que lleva ella puesta. Una pasada.

MONTAJE.- Yo no sé si te darías cuenta de lo que pasa en las escenas que comparten los protas cuando él ya está muerto y sólo es un recuerdo (que él está en "sobreimpresión"), o ese paso que se hace del presente al pasado y viceversa que es imperceptible, o de esa taza de café que será tomada por distintas personas. Otra pasada.

GUIÓN.- Chaval, que estamos hablando del guionista de LOS PUENTES DE MADISON, que no es una idea de la que escribió Juno, jajaja.
"En la vida las cosas no son blancas o negras. Me gustan las historias que hacen reír y llorar, porque así es la vida", eso dice el guionista, y fíjate qué gran sensibilidad y qué respeto, que hace recaer en el papel del protagonsita la personalidad de su amigo, el director Ted Demme, que acababa de fallecer.
El director y guionista es un cinéfilo empedernido, y ha metido su vena cinéfila hasta el fondo. ¿Nadie comenta su homenaje a Judy Garland y a Bette Davis?
En fin...
No soy de las que se ríen fácilmente, no soy de las que lloran fácilmente, y en esta peli me pude reír y mucho, y lloré como no lo hacía desde EL COLOR PÚRPURA.

FALLOS.- El comienzo. Afortunadamente, pronto cambia la tónica, porque los comienzos son insufribles.

ROMANTICISMO DE NOVELA BARATA. No, Iván, no.
Piensa en una cosa: las cartas son sólo una metáfora que se utiliza para explicar las diversas fases que siguen a la pérdida de un ser querido.
Se pasa del más absoluto de los abandonos, a la negación, a la superación, a la fortaleza que tiene esa señora de Norman Maine de Ha Nacido una Estrella. Y, por supuesto que hay sentido del humor, tiene que haber sentido del humor, porque es imprescindible para poder seguir viviendo.

LOS PERSONAJES.- Tan reales como la vida misma. Buenos actores, sí, pero también personajes bien construidos que recitan un guión en el que prevalece la naturalidad.
La naturalidad de Holly cuando ve su vida estancada (preguntadle a Dios por qué mató a mi marido) y se siente abandonada por unas amigas que continúan con la suya. Ni siquiera hay rabia o dolor en esa pregunta, sino angustia e incomprensión.

FRASES PARA ENMARCAR:
1.- ¿Quién te va a llamar la atención, el sindicato de duendes?, jajajaja.
Se la dice Holly al tío que le entrega una carta y le quiere cantar.

2.- Estoy agotada.
¿Por qué, haces dos funciones cada noche? jajajaja.
Se la dice una amiga a Holly cuando la pilla cantando como Judy Garland.

3.- Tú has llenado toda mi vida, y yo sólo soy un capítulo de la tuya.
Aquí ya llevaba yo los mocos por la barbilla, jajaja (es que nunca llevo pañuelos).

Por cierto, la he comparado con Ghost en el sentido de un amor que sigue después de la vida que conocemos. Ahora me dirás que tampoco te enternecen algunas escenas de esta peli.
Ainssss ¡¡¡HOMBRES!!!

Ivan aka Imazur2002 dijo...

Para mi la banda sonora no tiene porque se negativo que incluya canciones, sino que canciones incluye y en que momento, bajo mi punto de vista.
Técnicamente es intachable, está claro que han puesto mucho énfasis en la labor visual, en los técnicos vamos, porque la labor del director es muy ramplona.
Lo de las apariciones "fantasmales" para mi es un recurso patético, en serio, no me gustan que me tomen por imbecil cuando veo una película, con ver la cara y las reacciones de la actriz ya me doy cuenta lo mucho que echa de menos al marido, no hacía falta ponernos en su mente.
No se si las cartas son una metáfora o no, probablemente si, pero hay que tener en cuenta que cuando hablamos del amor la ligereza no es una opción, la exaltación de elementos elementales, valga la rebundancia, no es una opción válida desde el momento que se ajusta más a una idealización de un concepto etéreo más que la plasmación real del amor, que ya es bastante gratificante y bonita para frivolizarla mediante un recurso narrativo tan simple y previsible. Además, repito, la esclavitud amorosa se contradice con la dejadez con la cual el hombre deja "libre" a su amada...y todo eso antes de morir!!!!!!!!!!!, ya no es que sea irreal, porque hablamos de una película, y en ese sentido, hablando de Juno, me parece mucho mejor guión desde el momento en el cual el cinismo no se toma en serio, aquí su guionista se toma en serio como dogma de fe una superficialidad evidente.
En cuanto a actores, si, buenos actores en unas caracterizaciones que representan tópicos e iconos que cualquiera recitaría de memoria (y no hablo de las repelentes amigas porque siempre ponen a los mismos contrapuntos).
Las frases que más me gustaron no fueron esas precisamente, sino las que a través de la sencillez muestran la verdadera esencia del amor.
En fin...que prefiero los claroscuros a la luz artifical XXDD
Saludos!!

M.I. dijo...

Es un recurso del montaje, Iván. Se alternan pasado y presente con tanta habilidad que no siempre sabes cuándo está y cuándo no. Eso no es tomar por imbécil al espectador.
Y esa esclavitud y esa manera de dejar libre, no son más que las distintas etapas por las que ella va a pasar... no un control machista planeado cuando estaba vivo. Todo obedece a un claro mensaje, que es la frase final de la película: "No sé cómo lo has hecho, pero me has devuelto a la vida". La vida sigue, Iván.

La ligereza y la superficialidad que tú ves, sólo es una manera de sobrevivir, de superar lo que ha pasado, de manifestar que, en los peores momentos de la vida, siempre habrá algo que nos haga reír.....

Yo no entendí Memorias de Africa durante años, tuvieron que pasar muchos más para que aquella película me hiciera "sentir". Vamos, que no es que yo diga que eres poco romántico, es que te falta base, jajajaja (que es broma, que es broma).

Ivan aka Imazur2002 dijo...

No me vas a picar,jaja, se que tu sabes tan bien como yo que no me falta base, jajaja.
No no, no me refiero a que sea machista, sino que podría haberse entendido así y precisamente no lo es, se da un retrato tan idealizado del tio (solo así podría justificarse que un hombre, antes de morir escriba las cartas a su mujer para dejarla "libre" en lugar de pensar en su propia muerte) que resulta todo de un imposible tremendo.
Y luego sin contar las casualidades que no se cree ni el más pintado, como que a través de unas cartas antes de morir sepa lo que va a hacer su amada, incluso visitar a los padres de él, cuando conviene.
De todas formas, yo creo que podrías ganarte la vida de vendedora, le venderías la moto a cualquier cliente de un concesionario!! XXDD
Saludos!!

Möbius el Crononauta dijo...

Mmm, parece propicia, y además Hillary Swank me gusta. Billy Wilder dirá.

¡Saludos!

Andres Pons dijo...

BUFFFFFFFFFFF, Me pareció deleznable. Pero en fin está bien no coincidir siempre.

Marchelo dijo...

Buenas MI

Me sorprendre que te haya gustado tanto la película, había leído malas críticas... es lo bonito del cine, opiniones hay de todos los colores! Le voy a dar una oportunidad!Al fin y al cabo, casi lloro con Noviembre dulce jhejej

Saludos y buen fin de semana!!

M.I. dijo...

Jajajajaja, qué diver es esto, Iván.
A ver, depende de qué "base" estemos hablando. Si te refieres a base de cultura cinematográfica, por supuesto que la tienes y mucha; pero yo pensaba en base romántico-emocional, jur, jur, jur ;)

Te doy la razón en que todos los hombres de las comedias románticas del cine contemporáneo están idealizados. TodAs sabemos que no existen hombres así, con cualidades como la comprensión o la incondicionalidad que no tenéis los de carne y hueso.

Las "coincidencias" de las que hablas, ¡¡¡se dan en la vida misma!!! y, cuando suceden, los católicos pensamos que es porque alguien medió por nosotros desde el otro mundo. No olvides que el relato está escrito por una irlandesa, y que las cartas y los posteriores acontecimientos son, en muchos casos, metáforas.

Besitos, Iván....
---------------------------

Pues sí, Moe, que diga Wilder, que diga, que a mí también me gusta mucho la actriz.

Andrés.- Esto de que tú y yo no estemos de acuerdo es ya un clásico, no una excepción. Bueno, a ver si te gusta más mi crítica de Eskalofrío. ;)

Marchelo... ainsss qué dulce, llorando con las pelis... El caso es que yo no lloro jamás, y con ésta salí del cine como un botijón, jajaja.
Saludos!.

Ivan aka Imazur2002 dijo...

Que golpe bajo...jaja, hombre, no he estado felizmente casado como tu, pero algo tengo!! jaja
Saludos!!

Goethemola dijo...

Personalmente me agradó en líneas generales, aunque algunas escenas las habría omitido o desedulcorado (mira k bien, palabro nuevo). Yo es k tengo debilidad por Harry Connick Jr... Sobretodo como vantante, pero bueno, me cae bien el tío...

XXXXD

Eso sí, sólo por la memorable escena inicial ya vale la pena ver esta peli.

Un saludete!

Raúl dijo...

Viendo el coloquio a dos,q ue tenéis montado entre Ivan y tú, lo propicio y casi adecuado, es leeros detenidamente; en el término medio seguro estoy de encontrar la verdad.

M.I. dijo...

Otra marca de la casa: los coloquios a dos. Por una parte, yo; por la otra, todos los demás, jajajaja.

Oscar, Oscar, Oscar... es la enésima vez que leo eso de "memorable escena de inicio". Insufrible, convencional, tópica y mal rodada escena de inicio. La película remonta muchas escenas después. De verdad, no os entiendo.

Besos varios y cariñosos.

Marchelo dijo...

A mi me encanta leer los "duelos" MI-Iván, se aprende un montón :)

salut!

M.I. dijo...

¡GUAU, Marchelo, qué guapísimo estás en esa foto!.

Marchelo dijo...

jejej gracias, pero la verdad es que no me parezco en casi nada, excepto en las gafas y el pelo!! si te gusta puedes hacerte la tuya en www.faceyourmanga.com!!

Saludos!!

Goethemola dijo...

Pues es lo que más recuerdo de la película.

XXXXXD

Marchelo dijo...

Buenas tardes MI, has recibido un Premio al Esfuerzo Personal en mi bloc, puedes recogerlo cuando quieras! Enhorabuena :)

Saludos

PD. que conste que no ha habido tongo, el premio no es por haberme dicho que estoy guapo en la foto :P

Cinéfilo7 dijo...

gerald butler cambiando de registro,bien.
saludos!!!!!!!!

Raúl dijo...

La de veces que me he pasado por aquí para leerte una nueva entrada. La de veces...

M.I. dijo...

Uhhhhh, Marchelo, qué alegría... Voy ahora mismo a recogerlo ;)

bones dijo...

tengo unas ganas de verla tremendas.

espero qe sea igual de buena qe como lo cuentas.
espero qe entres en mi nuevo blog qe tengo con cinefilo7.

te espero besos

Marchelo dijo...

Hola MI,

nada más que desearte un buen verano, ya que estaré un tiempo desconectado!!!

un abrazo"

Deric dijo...

No la tenia en mi lista, pero después de leerte, la incluiré

M.I. dijo...

Raúl, vivo sin vivir en mí... no puedo concentrarme en ninguna película, y menos escribir sobre ella. Ya vendrán nuevas épocas de creación crítico-cinéfila-literaria, ya vendrán...A ver si consigo escribir con La Momia 3.

No me pierdo yo un blog mano a mano entre bones y Cinéfilo7. Ya me podéis contar como asidua.

Marchelo, miles de gracias por tu premio, y por el detalle de venir a despedirte de mí. Puede que cuando vuelvas a conectarte, yo ya no esté (momentáneamente) conectada; y, si eso sucede, si no volvemos a coincidir en mucho tiempo, recuerda, por favor, 3 cositas:

1.- Me caes de puta madre.
2.- Esté donde esté, aunque no te pueda contestar, sí que seguiré leyendo tus críticas, por supuesto en catalán, desde mi teléfono móvil.
3.- Me acordaré de ti.

Deric.- Muchas gracias por tener en cuenta siempre mi humilde (jajaja) opinión, y qué pena no poder escucharte por la radio. Malditas ondas que no llegan hasta Albacete, tendré que decirles a mis primos de Girona que me graben uno de tus programas.

Y a Oscar Martínez: Mil gracias por el regalo que me haces. Nunca olvidaré que hayas tenido el gran detalle de enviarme una copia de la primera parte de tu novela, recién salida de la editorial. Te prometo que la leeré en las 10 horas de avión.
Cuídate mucho, Oscar. Te quiero un montón.

Mulderin dijo...

Queria comentarte que ademas de leer tu critica,lo cual me entran ganas de ver la peli,lei una critica(de otra persona) en torno a que Lisa Kudrow parece anclada en la eterna Phoebe de Friends.¿Que opinas al respecto?.Mera curiosidad,porque aunque se critica su encasillamiento,yo añadiria que quien crea que Kudrow solo saber eso,tendria que verla en Wonderland.Creeme que nada que ver con su personaje de Phoebe.

Anónimo dijo...

scar parece que el mundo de la blogosfera, se ha hecho pensado en tí, jaja, menuda egolatra.

Deric dijo...

uy! mejor que no me graven, que descubriras que es un programa de cine un poco especial porque no sé si damos mucha información, pero reir y divertirnos, sí que lo hacemos y mucho!
Un beso.

Luis Calderón dijo...

hola , me ha gustado bastante tu articulo y me gustaría que mirase algunos de los mios.
Un saludo
www.laoctavacolina.blogspot.com

RDW dijo...

Así me gustan a mí los anónimos: Cobardes, analfabetos y tontos. Será el castrado de Sevilla, que la tonta lleva tiempo sin asomar el morro.

Ser agradecidos es de bien nacidos, no de ególatras. Sabrán ellos lo que significa cada cosa cuando los sapos bailen flamenco.

M.I. dijo...

Mi querido Mulder-Iván:
¿Te digo la verdad?
La verdad es que no he visto ni un solo episodio de Friends, lo que debe convertirme en la persona más rara de este planeta.
Tampoco he seguido la trayectoria de la actriz, pero no hay que ser Cukor para darse cuenta de que tiene una importante vena dramática, quizás inexplorada. Por lo tanto, es muy posible que tengas toda la razón. Además, yo te la doy, por fiarme de tu criterio ;)

Anónimo.- ¿En serio?. No lo había pensado nunca, ¿ves como cuando te esfuerzas escribes cosas con coherencia?

Deric.- Razón de más para hacerme con unos cuantos programas, jajajaja.

Luis Calderón.- Nos vemos en tu blog. ;)

Rebeca.- Joer, me das miedo cuando te enfadas, jajajaja.