miércoles, 18 de junio de 2008

EL INCIDENTE

M. Night Shyamalan sigue siendo el autor que nunca garantiza en sus películas la continuidad de las atractivas pinceladas que ofrecen sus tráileres, para desconcierto de algunos, disgusto de muchos y general regocijo de sus seguidores. “El Incidente” no es una excepción y sí un logrado guión de envolvente agorafobia, reglas inciertas y un puñado de planos de los que hacen historia.



TITULO ORIGINAL The Happening
AÑO 2008
DURACIÓN 90 min.
PAÍS USA
DIRECTOR M. Night Shyamalan
GUIÓN M. Night Shyamalan
MÚSICA James Newton Howard
FOTOGRAFÍA Tak Fujimoto
REPARTO Mark Wahlberg, Zooey Deschanel, John Leguizamo, Ashlyn Sanchez, Betty Buckley, Spencer Breslin, Robert Bailey Jr., Jeremy Strong, M. Night Shyamalan
PRODUCTORA 20th Century-Fox / UTV Motion Pictures / Spyglass Entertainment / Blinding Edge Pictures


El planteamiento de esta película, se observe desde el ángulo que se prefiera, no deja de sorprender. Lo realmente curioso es que mientras los guionistas del género fantástico se obstinan en seguir creando nuevos monstruos, vampiros, zombis, licántropos, arañas interdimensionales que, procedentes del espacio sideral, reacciones nucleares o ataques terroristas, consigan asustar; los verdaderos miedos son aquéllos que nos persiguen en el día a día. Claramente pertenecen al género de terror –casi gore- las últimas huelgas vividas en este país, la incesante subida del euríbor que aprieta las clavijas a los afortunados que, en 2008, todavía pueden ser propietarios de una vivienda, los precios de los carburantes y hasta de las sandías. Y, por encima de todos esos miedos, de las amenazas reales que se manifiestan a corto y medio plazo, se alza otra aún más aterradora, que da sentido a la sabia frase que Kurosawa insertara en Los 7 Samuráis: “Para qué preocuparse de la barba cuando vas a perder el cuello”. Silenciosa pero predecible, sólo afecta, de momento, a focos aislados, (“Si fuera un hecho generalizado... pero sólo se dio en la costa este de Estados Unidos, por lo que hay que culpar al Gobierno”), mas sobrevendrá a largo plazo..., y los tiempos se agotan.



En la Fase I, sólo los “escritores de películas” saben trasladar los terrores cotidianos al apartado de la ciencia ficción y, de manera sutil, emparentar con la historia que les hizo caer en desgracia ante la crítica. “El hombre se ha olvidado de escuchar”, y este hecho que fundamentó el excelente cuento, no apto para niños pero que ayudará a educarles, de La Joven del Agua, sigue intacto en el discurrir argumental del cineasta. Al dejar de escuchar, se pierde la facultad de saber hablar, y nos encontramos con “miles de millones de dólares a final de mes”, producto de un acertijo matemático mal resuelto. Al dejar de escuchar, la sofisticada tecnología creada por el hombre a lo largo de su corta estancia en la Tierra, deja de funcionar, se antoja insuficiente al predecir “las fuerzas que actúan más allá de nuestro entendimiento”, que sí perciben los animales. Ellos siguen el “orden natural”, escuchan y comprenden el medio que les da la vida, y ese respeto les hace inmunes, amén de servirle al cineasta para recrear un simpático plano –nunca mejor dicho- de mirada de perro, en la que uno de ellos se libera de su dueña. Y es que, al dejar de escuchar, las buenas intenciones del Protocolo de Kioto, se traducen en repetitivas frases sin sentido: “No sé por qué página voy”, “Debí coger la bicicleta para ir al trabajo”.



En la Fase II, sobreviene la desorientación en la que sólo los genios como Shyamalan se desenvuelven, sabiendo conducir sus insólitas ideas hasta sus últimas consecuencias, amén de ser el trampolín que utilizan para conseguir algunas de esas escenas que entran por sí solas en la historia del cine. La aparente congelación de la imagen, fruto de una puesta en escena soberbia, sólo es comparable al deambular de los rudimentarios zombis de Romero en 1968, o a la apocalíptica presentación de una ciudad hostil y demoledora que ofreció La Invasión de los Ultracuerpos de Philip Kauffman diez años más tarde. La precipitada huída por el campo, alejados de focos contaminantes y de medios de transporte que no siguen el “orden natural”, sirven de pretexto para alcanzar fotogramas memorables, cercanos a Los Chicos del Maíz de Fritz Kiersch, a El Pueblo de los Malditos de Carpenter; con claras alusiones a Los míticos Pájaros del maestro Hitchcock, con el que tantas veces se ha comparado al inigualable cineasta indio.
La fase II es la desorientación de quienes todavía creen que los planes de sostenibilidad propuestos por la Agenda Local 21 son “cosa de otros”, ya que nunca es suficiente un solo grifo que se cierra a tiempo. La desorientación que se produce en el desarrollo del que es uno de los guiones más inteligentes y logrados del cine contemporáneo, que –llevando la firma que lleva- no deja de sorprender gracias al nuevo estilo que termina acatando las reglas convencionales del thriller tradicional, apostando por las formas explícitas; sin dejar de ser fiel a un estilo irrepetible, que sigue teniendo la sugerencia de la insinuación como estandarte. Ese columpio que inicia un ligero balanceo a causa del viento...



La Tercera Fase es letal si no se han sabido observar las condiciones que rigen el “orden natural” del incidente. Éste se ve amenazado por el padre que no es capaz de ofrecer a sus hijos el sosiego que sólo encuentran cerca de sus madres. Se siente vulnerado ante el personaje (en esta ocasión, homenaje a Psicosis) que, estando en perfecta sintonía con la Naturaleza, rechaza el “orden natural” que hace del humano un ser social, buscando deliberadamente el aislamiento. La Tercera Fase, por lo tanto, exenta de héroes, sólo otorga concesiones a los supervivientes que supieron rescatar “un minuto” de sus vidas para adoptar nuevas costumbres que logren salvar las vidas de las generaciones venideras, representadas por dos finas líneas que se tiñen de rosa sobre el lavabo. En caso contrario, la persistente agresión, sólo conduciría al suicidio.

El resultado de las diferentes fases, se traduce en una de esas historias extrañamente bellas, hipnóticas desde sus inicios, que sólo requieren de “un minuto para pensar”. Decía el dios Wilder que el cine habrá cumplido su función cuando el espectador consiga olvidar, durante un par de horas, que dejó mal aparcado su vehículo. En realidad, el cine es aún más interesante cuando te hace caer en la cuenta de que ese mal aparcamiento se puede solventar.

22 comentarios:

Marchelo dijo...

Bona tarda MI,

me ha parecido muy original tu comentario, pese a que no comparto tu entusiasmo hacia la última película del genio (eso sí lo reconozco Shyamalan). Visualmente es una maravilla pero el guión me pareció muy flojo (lo podrás leer en mi blog :)).

saludos!!!

Ivan aka Imazur2002 dijo...

Bueno, como ya sabes, me gustó bastante, yo diría que mucho, pese a que no tiene el nivel de sus tres primeros filmes fantásticos. La situaría a un nivel similar de las dos últimas (aunque sigo pensando que el guión de "El bosque" tenia bastantes incoherencias narrativas). Me ha gustado tu crítica mucho, y bueno, no porque coincida eh, jaja que no coincidimos en la de Lumet y aún así me pareció estupenda defendiendo tu punto de vista.
También destacaría un hecho que se me había pasado por alto, y ha sido en el anunciado, el término agorafobia, y me resulta especialmente relevante porque quería preguntarte si tu tienes la misma sensación que yo, que aunque Shyamalan ruede en espacios abiertos, la cámara da la sensación de intimidad, de espacio acotado a nivel narrativo, muy cercano y al que le va muy bien el término. Igual estoy hilando muy fino, pero repasando mentalmente su obra me ha venido un flash.
Saludos!

Alazne [Kitano Girl] dijo...

a mí me gustó mucho, le doy un 6'5-7, aún no estoy muy segura, la verdad es que no es la típica película de Ci-fi ni el típico thiller, y lo más importante, es que el final es abierto. Quizás no sea su mejor película, pero el elenco de actores están muy bien, el guión es bueno, y las escenas del aire memorables (que me digan el secreto).

estoy de acuerdo con iván, la sensación es de agorafobia aún estando en espacios abiertos, así es el señor Shyamalan, un genio.

Andres Pons dijo...

Visualmente aplastante, muy bien rodada. Pero naufraga en su repetitivo guión, la misma situación contada en muchas ocasiones. Terminando la sorpresa al medio metraje.

M.I. dijo...

Hola, Marchelo ;)
Obviamente, yo no veo flojo ni repetitivo (esto va por Andr�s) el gui�n. Me parece ingenioso y que obedece a un inteligente plan trazado con los principales puntos del Protocolo de Kioto. O tengo raz�n, o es pura casualidad, pero no paro de comparar, de repasar mentalmente.... y cada vez me parece m�s magistral. Es lo que tienen los mejores guiones de este hombre, que te hacen pensar y que te lo pasas pipa en el trayecto, jajajaja.

Estoy de acuerdo con tu an�lisis, Alazne, s�lo que yo le dar�a algunos- bastantes- puntos m�s, jajajaja.

Y s� Sr. Iv�n, s�. Afirmar que algo es "envolventemente agoraf�bico" no tiene sentido, si no se habla del cine de este hombre. Y es que hay directores que tienen agorafobia f�lmica (se me ocurre Tony Scott); otros tienen agorafobia cuando filman (Sidney Lumet), jajajaja; y �ste, que hace la agorafobia del argumento envolvente.
Vamos, que rueda en un campo abierto de trigo como si estuviera en una habitaci�n sal�n de 4x6 metros, aportando intimidad ;)

Milo dijo...

A mi la película me gustó, y me parece muy acertado lo que dices sobre el miedo a lo cotidiano más que a la fantasía que nos invade en los films convencionales. Me ha gustado, me siento identificado con tu pensamiento. El film eso si, es irregular y cierto es que el guión, la dirección de actores y los diálogos dejan bastante que desear, pero al atmósfera que crea Shyamalan es increible y merece la pena verla aunque sea solo por eso.

CGS dijo...

Hey, M.I. ¿Tú has visto las anteriores pelis de Shyamalan? Porque esta es igual.

El Sexto Sentido, Señales, El Bosque...todas siguen el mismo esquema: un misterio, que hay que resolver y final sorpresa...eso si, lo que pasa ahora es que el esquema esta ya muy trillado. Shyamalan no tiene más discurso que el de plantear un enigma y buscar el final sorpresa que impacte.

Crear un enigma es muy fácil, lo dificil es desarrollarlo con emoción y darle una solución ingeniosa. Y esta claro que Shyamalan no es Hitchcock, al menos en El Incidente, que es un film que parece patrocinado por AL GORE (ese que se saca un paston dando conferencias ecologista y cuando fue vicepresidente de USA nunca redujo la contaminación, menudo caradura) con una explicación tan tonta al misterio y un epílogo en Paris que es de verguenza ajena.

Además el film esta bien en la primera media hora, luego se desinfla con lo de la vieja loca y al final ya importa un pimiento a que se debe todo porque...no se ha creado tensión ni emoción in crescendo...

Se ha hablado mucho de Shyamalan y su fanatismo por Spielberg, y va a ser cierto, porque no sé si alguien se ha dado cuenta pero EL INCIDENTE es una variante de LA GUERRA DE LOS MUNDOS (la de Spierlberg), cambias a Whalberg por Cruise y tienes....casi lo mismo!

Claro que lo que le sobra a Spielberg le falta a Shyamalan...sobre todo cuando se trata de hacer un buen guión.

Ivan aka Imazur2002 dijo...

Señales no tiene final sorpresa..XXDD
El Sexto sentido, El protegido y El bosque tienen final sorpresa, Señales, La Joven del Agua y El incidente no (además hay que recordar que hizo dos pelis antes de El sexto sentido).
Todas sus películas NO siguen un patrón igual ni tienen final sorpresa, hablan de muchas cosas y todas ellas con inteligencia, en la capacidad del espectador, o no, está la clave de entender las dobles lecturas.
No voy a preguntar si el psicópata de la bolsa en la cabeza tiene final sorpresa, que conste...XXXDDDD
Saludos M.I.!!

M.I. dijo...

¡¡Hola, Milo, guapetón!!, ya no me acordaba de ti ;) (es broma). Me alegro de que te gustara la peli. A mí lo que me sorprendió de ella es la manera de trasladar un "miedo real" a un formato de thriller tan convencional. ¡La verdad es que me encanta!

Buenos días, Carlos:
Tienes una gran habilidad y es la de hacerme siempre sonreír, incluso cuando no estamos de acuerdo.
Es cierto que Shyamalan dijo eso de que "supe que quería hacer cine cuando vi Tiburón de Spielberg", pero yo nunca he visto semejanzas entre los dos directores (no digo que nos las haya, sólo que yo no las veo). Sobre todo, ambos son radicalmente opuestos en los finales (y no me refiero a la sorpresa, que no todas las pelis de MNS tienen sorpresa), sino a la forma de poner el The End. Shyamalan lo hace de golpe... allá el espectador, que piense.... Spielberg ata y ata, y a un final le añade otro, y otro, y otro. Le da lástima terminar las películas, y a mí eso me cansa bastante. Alguien dijo (un crítico que no me acuerdo ahora mismo quién es) que Spielberg es un Stanley Kubrick sin cojones. Stanley Kubrick tenía muy claro dónde cortar I.A. y nos habría ahorrado el bochorno (eso sí que es un bochorno) del hada azul.
En fin, a mí me gustan los dos, pero no les veo similitudes, ni siquiera en La Guerra de Los Mundos.
¡Saludos!.

Iván, esto hay que patentarlo, jajajaja. Los psicópatas enmascarados siempre han dado buen resultado en cine. El nuestro, con una bolsa de plástico del Pryca y "corriendo por el parque", jajajajjaa, podría arrasar. XXXDDD

CGS dijo...

Bueno, pues yo al ver EL INCIDENTE todo el rato pensaba en LA GUERRA DE LOS MUNDOS con Cruise huyendo con su familia de la devastación, y en EL INCIDENTE es Walhberg el que huye con su mujer y una niña (ya solo falta que fuera Dakota Fanning...jajaja) de la devastación...obviamente mientras LA GUERRA DE LOS MUNDOS es un peliculón lleno de FX espectaculares y un ritmo maravilloso EL INCIDENTE es lenta y trata (TRATA) de ser más intimista.

Por ahi la critica ha dicho que es un homenaje al cine de serie B, y en eso estoy de acuerdo: deberia haber sido una peli de Serie B.

Bien es cierto que tanto EL INCIDENTE como LA GUERRA DE LOS MUNDOS lo peor esta en los finales. Pero bueno, si Spielberg no tiene COJONES tampoco los tiene SHYAMALAN, porque anda que la solución al misterio de EL INCIDENTE no me dirás que no es infantil, ingenuo y con mensaje ecologista...lo cual lo emparenta con Spielberg. Yo lo veo muy claro!

Afortunadamente Shyamalan tiene su futuro muy negro y tras este último fracaso de taquilla entonces si que se dedicará a la Serie B y si no al tiempo!

Posdata:

Recomiendo dos pelis que me han maravillado ultimamente, una es ZATHURA (la secuela de Jumanji) una joyita para fans del fantástico espectacular a lo Spielberg. La otra es Magic, peli de Anthony Hopkins de 1978 donde hace de mago con muñeco de ventrilocuo...casi tan inquietante como Psicosis de Hitchcock!

También he visto An American Crime, otra delicia,sobre todo por el papelón de Ellen Page como niña maltratada...no es un film que aporte nada nuevo pero al menos esta muy bien rodado y mejor interpretado...aunque brutal y no apto para almas sensibles...

Ivan aka Imazur2002 dijo...

Ahora que comentais American Crime, a mi me pareció una peli fallida, la supuesta carga de brutalidad es muy suave, la cámara mira para otro lado y parece un telefilme de sobremesa de Antena 3, muy muy flojita la denuncia y bochornoso el aspecto visual con exceso de planos cortos. Menos mal de la Page y Keener, que están estupendas, porque si no en lugar de un telefilme del montón sería una mediocridad aplastante.
Alguien debería enseñarle a ese hombre a mover la camara, ser transgresor (yo hubiera metido a Larry Clark a hacer el filme, así no sería tan suavecito) y sobretodo coger un buen director de fotografía porque tela también.
Saludos MI!!

CGS dijo...

http://www.lashorasperdidas.com/index.php/2008/06/15/el-incidente/

M.I. dijo...

Muy buena la crítica de "Las Horas Perdidas", hace honor -punto por punto- a la frase que encabeza la página, que es ésta: "Las pelis son muy raras: tienes que pensar mientras las ves."
Y mil gracias por la dirección, Carlos. En esos días "bajos" en los que pienso que no soy buen crítico, me dedicaré a leer a ese señor por la impagable inyección de autoestima que me acaba de dar ;)

Ivan aka Imazur2002 dijo...

"perdidas" en el limbo de las intenciones y los resultados inconsistentes. XXDD
Hasta luego!

Ivan aka Imazur2002 dijo...

Ahh, por cierto, todavía no la ha acabado, pero Tonio (Tonio L.Alarcón, redactor y crítico de "Dirigido Por" e "Imágenes")ha subido la mitad de la suya en su espacio, como siempre, un privilegiado análisis..y lo que falta de ella aún.

http://partiendodelanada.blogspot.com/

...es su última entrada
Saludos!

M.I. dijo...

Yo no leo ya más críticas de esta película. ¡A otra cosa, mariposa!, que tengo que hacer mi crítica de esta semana.

Jorge - cinenovedades dijo...

La verdad que soy fana de Shyamalan, asi que me cuesta bastante ser objetivo. Asi y todo la cinta me gustó bastante ya que posee los 20 minutos iniciales mas demoledores de los últimos tiempos que recuerde haber visto. Si bien es cierto que ese ritmo no se sostiene a lo largo de todo el film, creo que en lineas generales es una muy buena propuesta. Y por cierto me ha gustado mucho su tramo final, realmente muy bueno. Y sobre Shyamalan, coincido en que es un maestro con la cámara, sus planos son inconfundibles y geniales.
Excelente crítica! Saludos!

M.I. dijo...

Muchas gracias, Jorge.

iván dijo...

Buena reseña: muy original, muy interesante, muy atrayente, muy entusiasta, muy tuya en plan fan más que nadie. ¿Cuanto te pagó la productora?
XD Besos!

Cinéfilo7 dijo...

Ami me gusto mucho, la verdad, aunque tiene tres gazapos como nadie. Fijaos que en tres momentos de la pelicula, se ve los microfonos de arriba.
eso es imperdonable.

M.I. dijo...

Muy amable, Ivanhoe.

Cinéfilo, ¡¡¡eso no es culpa de la peli!!!!, eso es culpa del proyector, de la sala de proyecciones ;). Donde yo la vi, no pasaba nada de eso.

Cinéfilo7 dijo...

Tienes razon, un amigo mio tambien me ha dicho exactamente eso. Mil disculpas a shyamalan.jejeje
saludos.